Argentina finalizó el 2022 con una inflación de 94,8%, siendo la más alta en 32 años

Desde 1991, que el país sudamericano no registraba un encarecimiento de este nivel. Esta es la tercera economía que se encuentra bajo una inflación crónica, lo que preocupa a la región.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) informó que la inflación de diciembre, en Argentina,  fue del 5,1%, produciendo un aumento de precios para todo el año 2022. El incremento en la economía, que afecta a la población,  llegó al 94,8%,  siendo el registro más alto desde 1991.

LEER MÁS: Detuvieron en Nayarit a un presunto productor y difusor de pornografía infantil

Con lo cual, las estadísticas del Indec, establecieron que este fue el nivel más alto en 32 años, como así también uno de los más elevados del mundo. De esta forma, el índice de precios al consumidor registró en diciembre un alza de 5,1%, lejos del 7,5% de julio, pero por encima del incremento de 4,9% de noviembre.

Un gran numero de personas se encuentran bajo al línea de pobreza.

Por otro lado, los países latinoamericanos con más inflación registrada, son Venezuela con un 155; seguido por Argentina con un 94,8; Colombia 13,1; Chile 12,8 y Nicaragua 11,4. Siendo estos los primeros cinco países y siendo los más afectados. Entre tanto, en lo que respecta al país que ganó el mundial, el incremento fue realmente sorpresivo.

LEER MÁS: Los venezolanos son quienes encabezan la lista de pedidos de asilo en España

En dicho país, los rubros que sufrieron mayores alzas de precios fueron vestimenta y calzado, con 120,8%, restaurantes y hoteles con 108,8%. En tanto, entre los menos elevados en la suba figuran comunicación (67,8%), vivienda y servicios públicos (80,4%). Considerando que, un incremento de esta magnitud, no se registraba desde 1991, cuando en varios meses hubo alzas interanuales de más de 100%, luego de dos años de hiperinflación de más de 1.000% en 1989 y 1990.

Venezuela, Argentina y Colombia, son los países más afectados por al inflación.

Es así que, esta es la tercera economía de América Latina está inmersa en una inflación crónica, de dos cifras desde hace una década, un fenómeno de múltiples causas tanto internas como externas. No obstante, el año para los argentinos concluyó con un crecimiento estimado en 5%, luego de una expansión de la actividad de 10,3% en 2021 que puso fin a tres años de recesión.

LEER MÁS: Miami está atravesando por una gran inflación, siendo la más alta en Estados Unidos

No obstante, para este 2023, se espera un crecimiento de 2% en el país, en el marco de una desaceleración general de la economía mundial. Se trata, de todos modos, de uno de los niveles más altos de América Latina, según las previsiones del Banco Mundial de esta semana. Aunque, ante una mostró una reactivación sostenida y un desempleo a la baja (7,1%), los salarios quedaron rezagados respecto de la inflación, con fuertes pérdidas de poder adquisitivo.

La economía en algunos países sudamericanos no es la mejor.

Cabe señalar que, a pesar de la situación y de los leves incrementos en algunas regiones, miles de argentinos ahora se encuentran bajo la línea de pobreza, que afecta al 36,5% de la población de casi 47 millones de habitantes.

Tambien te puede interesar

Deja una respuesta